Make your own free website on Tripod.com

Guía de Hipertexto y HTML

 

 

José Ramón Ortiz

 

Introducción: El Contexto del Hipertexto

 

 

 

El Espacio Virtual

Real pero no actual, abstracto pero no ideal

Deleuze

La palabra virtual según el diccionario puede significar implícito, tácito, supuesto, sobreentendido, incluido, entendido, expreso, contenido, manifiesto, y estos son sólo algunos de sus sinónimos. De la misma forma podemos encontrar el significado de virtualidad como sinónimo de potencialidad, posibilidad, poder, capacidad.

En cuanto a la etimología de la palabra virtual nos remitimos al siguiente fragmento de Philippe Quéau: "La palabra virtual proviene del latín virtus, que significa fuerza, energía, impulso inicial. Las palabras vis, fuerza, y vir, varón, también están relacionadas. Así, la virtus no es una ilusión ni una fantasía, ni siquiera una simple eventualidad, relegada a los limbos de lo posible. Más bien, es real y activa. Fundamentalmente, la virtus actúa. Es a la vez la causa inicial en virtud de la cual el efecto existe y, por ello mismo, aquello por lo cual la causa sigue estando presente virtualmente en el efecto. Lo virtual, pues, no es ni irreal ni potencial: lo virtual está en el orden de lo real." (Queau, 1995: 27)

Como muchas de las creaciones humanas son a imitación de lo humano, son extensiones de las capacidades o facultades humanas, podemos decir que el espacio virtual es una aproximación al espacio mental humano. La virtualidad como expresión general de simulación de la realidad o complemento de ésta, ha estado siempre con nosotros, como lo vemos en el arte, donde por medio de las palabras o las imágenes se pueden transmitir situaciones no reales que nos inducen a los sentimientos más variados, como el amor, la alegría o la tristeza. Mas recientemente el teléfono, la radio, el cine y la televisión han explotado el fenómeno de la virtualidad, y por último, la computación a través del multimedia conjuga todos los medios electrónicos y tecnológicos para aplicar la virtualidad a los procesos más diversos.

La Realidad Virtual es uno de los ambientes que nos ofrece el paradigma telemático, que emerge como una nueva posibilidad de interacción en la comunicación mediada por computadora (CMC), donde los usuarios ya no son simples observadores externos de datos o imágenes en una pantalla de computadora, sino que pasan a ser participantes activos dentro de un mundo virtual de tres dimensiones.

La Realidad Virtual se diferencia de otras formas de presentación y manejo de la información en que las diferentes tecnologías se integran para dar al usuario una sensación de estar inmerso o presente en este mundo aparente que llamamos realidad virtual.

Desde el punto de vista de esta virtualidad informática se pueden destacar dos interpretaciones de realidad virtual de acuerdo a la interacción del usuario con el computador:

1) Las redes telemáticas como Inernet, donde la virtualidad se manifiesta a través del sentido de la vista que interactúa con la pantalla y el sentido del tacto en su interacción con el teclado, también podemos incluir el sentido del oído. Con estas posibilidades podemos participar en juegos colectivos de redes, MUDD, y construir nuevos mundos junto a otros participantes o podemos navegar por el mundo virtual de Internet, donde ya tenemos una variedad de ciudades virtuales. En este caso el mundo virtual es creación de nuestra mente e imaginación.

2) La Realidad Virtual, con mayúscula, donde se utilizan todos los recursos disponibles para apoyar nuestra imaginación y alimentar nuestra percepción a construir una realidad en la que nos sentimos inmersos. Ejemplos de este tipo de virtualidad son los simuladores de vuelo y hoy en día proliferan casas de entretenimiento basadas en juegos de Realidad Virtual.

Una de las aplicaiones de este espacio virtual a la educación lo representa el salón de clases virtual. Cuando hablamos de un salón de clases virtual, generalmente se asume que se trata de reproducir, utilizando la telemática, el salón de clases tradicional, dando como un hecho que el salón de clases tradicional es el modelo ideal del proceso de enseñanza y aprendizaje. Sin embargo este salón de clases puede estar encabezado por un profesor incompetente y varias hileras de pupitres soportando el aburrimiento de los estudiantes. En otras palabras: el medio ambiente en que se desarrolla la clase no influye en la calidad del profesor.

Cuando la educación a distancia se plantea la creación de un salón de clases virtual, el objetivo, no es duplicar el salón de clases tradicional, sino desarrollar los nuevos atributos de la tecnología telemática para mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje.

 

La Página Electrónica o Página Web (WWW)

 

Internet representa una de las muestras materiales del nuevo paradigma telemático, y de las posibilidades reales de explotación de un espacio virtual o ciberespacio. La página electrónica se ha convertido en la herramienta fundamental de Internet. En cierta forma aquí se fusiona de una forma creativa la tecnología computacional del hipertexto y el hipermedia, codificados en forma digital a la manera del multimedia del CD-ROM, y la transportación o transmisión de esta información digitalizada entre diferentes sitios.

La herramienta conocida como Wide World Web es el resultado, por un lado, de varios experimentos realizados en 1989 por el Centre de Recherche Nucleaire (CERN), en Ginebra, para probar tecnologías innovativas de redes para conectarse a Internet, lo cual dio un impulso para la estandarización de los protocolos de conexión TCP/IP. Y por otro lado, en ese mismo año, Tim Berenes-Lee propuso un sistema de hipertexto basado en una versión suya anterior llamada "Enquire", la cual desarrollo durante el siguiente año al escribir el primer programa para un servidor y cliente de lo que hoy se conoce como Wide World Web. El sistema se hizo accesible ese mismo año de 1990 y duró hasta 1993, cuando un nuevo standard Hypertext Markup Language (HTML) fue establecido por la International Standards Organization (ISO) y es el que actualmente se utiliza en Internet.

La Web y sus páginas electrónicas es una especie de libro de arena borgiano, un libro de páginas de arena sin principio ni fin, un super hipertexto de dimensiones potencialmente infinitas. Navegar en Internet es recorrer las páginas electrónicas de este libro de arena, escoger un recorrido es escoger una lectura particular de un infinito número de posibilidades.

El espacio virtual que nos ofrece Internet a través de la Web, puede ser utilizado para la construcción de salones de clase virtuales, donde en vez de ser el estudiante el que va al salón de clase, sea el salón de clase el que va al estudiante, materializando el ideal regulativo de la educación a distancia.

La Web es un fenómeno internacional, casi podríamos decir planetario, que genera un sentido de comunidad intelectual, un ciberespacio común en el que confluyen todos los recursos, y lo cual sugiere la emergencia de una organización holística del conocimiento.

 

 

El Hipertexto

 

La historia del hipertexto es mucho mas larga de lo que aparenta su reciente incorporación en el lenguaje de la telemática. Se acredita a un científico de la computación de nombre Vannevar Bush como el pionero en especular a través del medio impreso sobre la noción de hipertexto, aunque él no utilizó el término hipertexto. En un artículo titulado "As we may think", publicado en la revista The Atlantic City, en Julio de 1945, Bush nos dice:

Consideremos un futuro artefacto de uso individual, una especie de archivo privado mecanizado y biblioteca. Necesita un nombre, y para escoger uno al azar, lo llamaremos "memex". Un "memex" es un artefacto en el cual un individuo almacena todos sus libros, archivos, y comunicaciones, y al estar mecanizado permite ser consultado con gran velocidad y flexibilidad.

El término hipertexto fue acuñado por Ted Nelson, quien la utilizó por primera vez en 1965, en Literary Machines, como una forma de escritura no secuencial (non-sequential writing).

Hoy en día podemos materializar la idea originaria de Bush en la combinación de una computadora personal (PC) con un programa sofisticado de hipertexto. Y la forma en que describe el funcionamiento de su memex corresponde a la forma en que un lector se mueve a través del hipertexto o un cibernauta navega en el ciberespacio de Internet: "...se crea una senda de acuerdo a sus intereses a través de la enorme cantidad de información accesible..." Todo hipertexto presenta la posibilidad de innumerables lecturas o recorridos de acuerdo a la voluntad del usuario o lector. Esto define una de las principales características del hipertexto: la posibilidad de elección de la lectura por parte del lector.

En general se puede definir el hipertexto, a la luz del paradigma telemático, como la presentación de información en la forma de una red de nodos interconectados, en la cual los lectores pueden navegar libremente de una forma no uni-lineal, es decir pueden elegir entre múltiples lecturas, recorridos o navegaciones.

HTML (HyperText Markup Language) o el Lenguaje de Marcas de Hipertexto es el formato de los documentos que viajan por las redes telemáticas de Internet, podemos decir que toda esta red de información constituye una enorme base de datos: la WWW (World Wide Web).

La WWW (World Wide Web) y el HTTP (HyperText Transfer Protocol) o Protocolo de Transferencia de Hipertexto, fueron diseñados para retener los aspectos positivos de una red telemática anárquica y al mismo tiempo proveer a los productores y a los consumidores de información una interface más amigable y eficiente para el conocimiento. Esto se logra por medio de la introdución de un protocolo que controlaba tanto la representación del conocimiento asi como la interface del usuario.

Quizás la mejor definición de hipertexto sigue siendo la primera definición de este término dada por Ted Nelson, como escritura no secuencial (nonsequential writing). La escritura ordinaria es secuencial por dos razones. Primero por el habla el cual es secuencial y segundo porque los libros se leen en forma secuencial. pero la estructura de las ideas no es secuencial.

En general el hipertexto consiste en ofrecer al lector opciones:

¿Qué desearía leer ahora?

¿A dónde desearía ir ahora?

Son las preguntas que el hipertexto repite una y otra vez.

El hipertexto constituye un formato abierto de acceso aleatorio desde el punto de vista del autor. Donde el lector puede comenzar por cualquier punto del hipertexto y seguir diferentes recorridos o lecturas a través de la textura de la información, de acuerdo a sus intereses o entendimiento.

 

Hipertexto y Literatura

 

En la historia de la literatura observamos en diferente grado y dimensión difrentes ejemplos de intentos de hipertexto. Un ejemplo fundamental lo constituye la obra Tristram Shandy de Laurence Stern.

También me gustaría mencionar El Castillo de los Destinos Cruzados, donde Italo Calvino utiliza las evocativas cartas del Tarot para contarnos 12 historias que se entrecuzan y estructuran el argumento de la novela. cada carta del Tarot es utilizada en más de una historia y trasmiten diferentes significados de acuerdo a la historia a la cual pertenecen.

Cada historia nos lleva a otra historia, y al mismo tiempo que un huesped avanza en su historia, otro, desde el otro extremo, avanza en la dirección opuesta, porque laas historias contadas de izquierda a derecha o de abajo hacia arriba, pueden ser leidas de derecha a izquierda y de arriba hacia abajo, y viceverse, remarcando de esta forma que la misma carta, presentada en un orden diferente, frevuentemente cambia su significado.

Por último mencionaremos a Rayuela la obra magna de Julio Cortazar, donde el gran narrador latinoamericano experimenta con el hipertexto al proponer diferentes órdenamientos de los capítulos, resultando en diferentes lecturas de la obra. Leida en forma lineal, esta novela esta constituida por 155 capítulos, pero que según la carta de navegación que nos ofrece al comienzo de la novela como Tablero de Dirección, Julio Cortazar nos nos sugiere diferentes lecturas:

A su manera este libro es muchos libros, pero sobre todo es dos libros. El primero se deba leer en la forma corriente, y termina en d capitulo 56, al pie del cual hay tres vistosas estrellitas que equivalen a la palabra Fin. Por consiguiente, el lector prescindirá sin remordimientos de lo que sigue.

El segundo se deja leer empezando por el capítulo 73 y siguiendo luego en el orden que se indica al pie de cada capitulo.

 

La Lectura del Hipertexto

Todo texto requiere un lector y un contexto, Daniel Chandler observa que existen al menos tres clases de teorías acerca de como se produce el significado en la relación entre lector y texto:

1) Objetivistas: El significado se encuentra en el texto (el conocimiento se transmite)

2) Constructivistas: El significado surge de la interacción en el texto y el lector (el conocimiento se negocia),

3) Subjetivistas: El significado depende de la interpretación del lector (el conocimiento es re-creado)

La actividad de navegar o leer hipertextos (browsing) es considerada por Carmel, Crawford y Chen (Browsing in Hypertext: a Cognitive Study. IEEE Transactions on Systems, Man and Cybernetics, Vol. 22, Number 5, September/October 1992, pages 865-884. 1992) como una actividad cognitiva. En general, navegar y buscar son actividades semejantes, con la diferencia de que la búsqueda está más orientada hacia objetivos y metas y la navegación es más ad hoc y de libre albedrio.

Según Carmel et al, podemos considerar tres categorías de navegación o lectura de hipertextos:

&emdash; Navegación de sondeo (scan browsing): El lector o usuario busca información interesante sin ningun objetivo predeterminado.

&emdash; Navegación de revisión (review browsing): Aquí el lector o usuario busca información con el objetivo de revisar e integrar un tópico particular.

&emdash; Navegación de búsqueda (search-oriented browsing): Este tipo de navegación o lectura requiere de un plan u objetivo para encontrar la información relevante a un tópico en particular.

En la navegación encontramos dos puntos de importancia, desde el punto de vista del lector o usuario:

1) el interés relativo atribuido al tópico en cuestión y

2) el nivel de familiaridad del usuario con el tópico.